Mausoleo Gur Emir

alt
Gur Emir
alt
El entierro Temur, Ulugbek y otros Temuridos
alt
Noche Gur Emir

El mausoleo Gur Emir es el sepulcro del famoso gobernador Amir Temur (Tamerlán) y sus descendientes (los Timúridas). El mausoleo se construyó en 1404, un año antes de la muerte de Temur. Es uno de los edificios de culto de la Edad Media islámica y del imperio de los Timúridas. El mausoleo Gur Emir fue el prototipo para el mausoleo de Humayun en Delhi, el Taj Mahal en Agra y otros monumentos famosos del mundo islámico. El nombre se traduce como “La tumba del emir”.

Inicialmente el mausoleo se destinaba para el nieto de Amir Temur, Mukhammed Sultan, que falleció de jóven en 1403. Mukhammed Sultan era el nieto predilecto del gran gobernador y se consideraba el futuro heredero del trono. Amir Temur, que sufría mucho por la muerte de su nieto favorito, ordenó construirle el mausoleo y cerca de ése una madraza y khanako, de los que, por desgracia, hoy en día quedan sólo las bases.

Trás pasar un año, en 1405 murió Amir Temur. El emperador en su testamento pidió que le enterrasen en su pueblo natal, en Shakhrisabz, donde de antemano se había construido una cripta, sin embargo, todos los caminos a la ciudad estaban nevados y al gobernador lo enterraron en Gur Emir.

Ulugbek, que heredó el trono, ordenó enterrar en Gur Emir al tercer hijo de Temur, Miranshakh, que murió en 1408. En 1447, trás el tercer intento de conquistar la ciudad de Herat, finalmente pudo apoderarse de ella y trajo de allí los restos mortales de su padre Shakhrukh (el hijo menor de Temur). Después de dos años el mismo Ulugbek fue asesinado por orden de su hijo Abdullatíf y también fue enterrado en Gur Emir.

La lápida más grande del mausoleo pertenece a Mir Said Baraka – el maestro espiritual de Amir Temur. No se sabe a quién pertenecen las dos lápidas  pequeñas y la lápida fuera de la valla, aunque los historiadores suponen que una de ellas podía ser de Said Omar, uno de los hijos del jeque de Bukhara, Emir Kulal.

Gur Emir es una obra maestra y una de las curiosidades principales no sólo de Uzbekistán, sino también de todo el Oriente. La cúpula de doce metros de alto con un diámetro de 15 metros en la base decora esta construcción monumental. Es una cúpula nervada que yace sobre un alto tambor. Gracias a ello, el edificio parece grande, pero no pesado. La parte exterior del edificio está revestida con azulejos de color blanco, azul y celeste.

Durante su gobernación Ulugbek construyó una galería de entrada e instaló la lápida de Amir Temur, hecha de jade de color verde oscuro que Ulugbek había traído de su campaña militar a Mogolistán. Antes esta piedra fue el lugar de peregrinación en el palacio de los emperadores chinos.

Por dentro el mausoleo representa una sala grande y alta con nichos profundos por los lados. En uno de los nichos, entre la decoración de mocárabes, está escrito el nombre del artesano Mukhammad ibn Makhmud Isfaganí, que trabajó en la construcción del mausoleo.

La parte inferior de las paredes está decorada con baldosas de ónice, cubiertas con pintura fina. Encima de los paneles va una cornisa de mocárabes. La altura del interior del edificio alcanza 23 metros, la longitud de cada lado es de 10 metros. Para ampliar el espacio interior los arquitectos le dieron la forma de la cruz.

La decoración del mausoleo representa los métodos de composición caracteristicos para los siglos XIV- XV: el revestimiento decorativo continuo, saturación con diseños, lujo y oro. En el techo hay una araña lujosa y en las paredes hay candíles finos.

La suntuosidad de la decoración interior se combina armoniosamente con la valla de marmol tallado y las lápidas. En el mausoleo se ve claramente el “secreto” del método artístico de la arquitectura medieval – la base del proyecto representa el cuadrado de la sala principal, lo que define los demás tamaños y dimensiones del edificio.

A mediados del siglo XX en el Gur Emir se realizaron los trabajos de restauración. Usando los planos del siglo XIX pudieron restaurar solamente una parte del mausoleo. En los años 90 los trabajos se renovaron y conforme con los planos se restauraron dos minaretes, se colocaron los paneles de ónice adicionales, se renovó el pan de oro y las inscripciones.

Hoy en día el mausoleo Gur Emir luce su aspecto renovado, tiene la base en forma de prisma, tambor cilíndrico y la cúpula de forma única coronada por un pináculo dorado – “kubba”. Las lápidas en la sala principal del mausoleo son decorativas, las tumbas verdaderas se encuentran en la cripta subterránea.

El mausoleo es una de las obras maestras de la arquitectura del Oriente y junto con la plaza de Reguistán es el símbolo de la moderna Samarcanda.

Leyendas

Hay muchas leyendas relacionadas con el mausoleo, se puede escucharlas allí mismo en el mausoleo. Le contaremos las dos más populares que tratan del enterramiento de Amir Temur.

En 1740 el comandante de los persas Nadir Shah se llevó de Samarcanda la lápida del emperador y la colocó como escalón cerca de su trono. Según la leyenda, desde entonces a Nadir Shah le empezaron a perseguir las desgracias. Los allegados del shah le aconsejaron devolver la piedra en su lugar, porque si no lo hiciera, las desgracias le seguirían persiguiendo. Sin embargo, él no les hizo caso. Al fin y al cabo, trás una de las derrotas, Nadir Shah siguió el consejo y mandó devolver la piedra a Samarcanda. Los sirvientes del shah, responsables por la piedra, la dejaron caer cuando se acercaban a Samarcanda. La piedra se partió en dos. A pesar de ello, la lápida se devolvió en su sitio y fue restaurada por los artesanos locales. Pero ni siquiera esto le ayudó al shah, después de tres años, en 1747, Nadir Shah fue asesinado en el resultado de un complot.

En 1941, los arqueólogos abrieron la tumba del gran gobernador. En aquel entonces, entre la gente local existía una leyenda sobre la “maldición de Temur”, en particular, a los arqueólogos les avisaron varias veces de que si se perturbara la paz de Amir Temur podría comenzar una gran guerra. Pero la tumba fue abierta el 21 de junio y el 22 de junio comenzó la Gran Guerra Patria. Los restos mortales se volvieron a enterrar en 1943, y al día siguiente pasó el cambio en la batalla de Stalingrado y en la guerra en general. 

Véase también: Hoteles de Samarcanda

Otros artículos en esta categoría

La mezquita ha sido destruida y restaurada varias veces – lo indican los ladrillos de diferentes épocas encontrados en la mampostería de paredes durante una de las restauraciones. ...
La ropa en la vida moderna juega un papel importante. Antiguamente nuestros antepasados creían que se podía conservar y fortalecer la ropa con la ayuda de la magia, que principalmente se reflejaba ...
El edificio del observatorio era un gigantesco cilindro de tres pisos de 30 metros de alto y 46 metros de diámetro. En la parte subterránea había un enorme sextante con el radio de 40 metros, que se utilizaba para medir la altura de cuerpos celest...
Специально для парка был отведен ручей из Зарафшана. При Улугбеке тут были поставлены изящные палатки, построены павильоны. ...