Cúpulas comerciales

alt

Desde los tiempos remotos Bukhara era uno de los importantes centros comerciales. Aquí venían los comerciantes y vendedores de Rusia, la India, China, Irán y Asia Central. La cantidad de comerciantes era tan grande que prácticamente cada calle grande se transformaba en fila comercial destinada para cierta mercancía.

Para ordenar el comercio se construían las grandes cúpulas o arcos que dirigían el movimiento de mercaderes por las calles de la ciudad  y servían para coordinar el comercio. Debajo de las cúpulas se encontraba una plaza comercial grande donde los mercaderes vendían su mercancía.

Hace tiempo en Bukhara había muchas cúpulas comerciales: para cada tipo de mercancía había su cúpula. Sin embargo, cuando el comercio comenzó a realizarse de un modo más civilizado, las cúpulas dejaron de ser tan actuales.

Hoy en día en Bukhara quedan tres cúpulas comerciales: Toki-Zargarón, Toki-Sarrafón y Toki-Telpak-Furushón. Todas ellas conservan información sobre la antigua Bukhara que hace tiempo era un centro comercial muy importante.

Véase también: Hoteles de Bukhara

Otros artículos en esta categoría

Hoy en día la ciudadela Ark – es una ciudadela de forma rectangular irregular que se encuentra muy cerca de la plaza Reguistán y se considera uno de los más antiguos monumentos arquitectónicos. Por su aspecto exterior es dificil de definir cuántas destrucciones ha sufrido la ciudadela duran...
El mausoleo de Amir Kulal, construido a principios del siglo XXI a expensas de beneficencia, a pesar de no ser un monumento histórico se considera una de las curiosidades importantes de Bukhara, que se debe visitar....
La mezquita Baland se construyó hace más de cinco siglos y representa un edificio no muy grande de forma cúbica. Es de destacar que esta construcción, aunque ya tiene muchos siglos, obtuviera su decoración actual sólo en el siglo XIX....
En uno de los rincones pintorescos de Bukhara, en el parque de los Samánidas se encuentra el monumento más antiguo de la arquitectura islámica - el Mausoleo de los Samánidas...