Madraza de Abdulaziz

alt

En la decoración artística de esta madraza se utilizó el tinte del color amarillo. Era una novedad para los edificios de Bukhara, ya que habitualmente se usaba el color azul, celeste, verde y blanco. Otra peculiaridad es que las paredes del edificio están decoradas con pintura, en contraste con la decoración estandár cuando las paredes se decoraban con mosaico ornamental.

Además para la decoración del edificio se usó el dorado, mármol, mayólica de relieve, que es una variedad de cerámica que frecuentemente se utilizaba para la decoración. Una mezcla armoniosa y atrevida de diferentes estilos en la decoración de este edificio lo hace aún más interesante para estudiar.

En la decoración de la madraza se reflejan los acontecimientos históricos de aquel período. Es que durante la construcción de la madraza ocurrió un golpe de estado y Abdulaziz fue destronado. Por eso una parte del edificio queda sin decoración artística.

La madraza de Abdulaziz junto con la madraza de Ulugbek forman un conjunto arquitectónico. En el siglo XX se realizó una restauración general de la madraza.

Véase también: Hoteles de Bukhara

Otros artículos en esta categoría

En la decoración artística de esta madraza se utilizó el tinte del color amarillo. Era una novedad para los edificios de Bukhara, ya que habitualmente se usaba el color azul, celeste, verde y blanco. ...
A finales del siglo XII - principios del siglo XIII en Bukhara vivió Khodja Abdal Khalik Guijduvaní. Siendo el alumno del sufí Khodja Yusuf Al Khamadaní pudo superar a su maestro y fundó una nueva corriente en el sufismo, llamada “khadjagán&...
En este mausoleo, construido por los arquitectos de Bukhara, está enterrado el khan Buyan-Kuli que gobernó en el país en el siglo XIV. Actualmente el edificio del mausoleo es una construcción de forma rectangular con un alto arco que sobresale en ...
En uno de los rincones pintorescos de Bukhara, en el parque de los Samánidas se encuentra el monumento más antiguo de la arquitectura islámica - el Mausoleo de los Samánidas...