Mausoleo de Kaldirgochkhan

alt

El mausoleo de Kaldirgochkhan se construyó en el siglo XV en honor del “biy” kazajo Tole (un título turco), que vivió en los siglos XVII-XVIII. No se sabe exactamente la fecha y el propósito de la construcción – la edad aproximada del edificio se identificó durante los estudios de uno de los ladrillos.

El edificio tiene una cúpula piramidal que recuerda las tiendas de campaña de los nómadas esteparios. Actualmente el patio y la decoración ornamental del mausoleo no se ha conservado, sin embargo, el edificio principal y la cripta han quedado intactos.

El mausoleo es uno de los pocos monumentos de la arquitectura medieval de estilo kazajo y kirguís, que se ha conservado en el territorio de Uzbekistán actual. Sobre el tambor de doce lados yace una cúpula puntiaguda. El edificio mismo tiene la forma cuadrada y carece de la decoración exterior. En la sala interior hay cuatro nichos, cuatro pequeñas cámaras, la escalera de caracol y celdas-khudjras. La cripta se encuentra debajo de la sala.

El nombre original de Kaldirgoch era Tole, él era un famoso hombre público, sabio y poeta. Desde 1743 hasta 1749 Tolebiy gobernó en Tashkent.

El mausoleo de Kaldirgochkhan es uno de los monumentos más famosos y destacados de Tashkent. Además de ser peculiar, el mausoleo está relacionado con muchas leyendas.

Según una de ellas, a mediados del siglo XIX uno de los gobernadores de Tashkent se enteró de que en el mausoleo se había realizado un enterramiento no correspondiente al ritual islámico. Entonces, él decidió comprobar los rumores y por la noche bajó a la cripta. Resultó que debajo de la almohada en uno de los sarcófagos había un puñal adornado de oro y piedras preciosas, lo que de verdad contradecía a las tradiciones funerarias musulmanas. A pesar de esto, el gobernador decidió dejar el puñal en su sitio y al chico y al guardia que le acompañaban les mandó guardar silencio sobre el hallazgo.

Después del terremoto de 1886 el mausoleo fue reformado y aquel niño que en el momento de reformas ya había convertido en un anciano, trató de buscar aquel puñal, pero ya no lo había.

También hay otra leyenda relacionada con Tolebiy. Según la leyenda, durante la invasión de los djungares (kalmikos) solamente Tolebiy se quedó en su casa sin huir. Cuando los djungares invadieron la región y uno de los comandantes le preguntó, por qué él no se había huido junto con los demás, Tolebiy le contestó que en el techo de su vivienda se había anidado una golondrina que estaba en el barco del Noé. “No puede destruir el nido de este pájaro” – dijo Tolebiy y el djungar sorprendido ordenó que nadie tocara a Tolebiy, ni su casa. Desde entonces, a Tolebiy le llaman “Kaldirgoch”, lo que significa “La golondrina sagrada”.

Actualmente el mausoleo de Kaldirgochkhan se considera el monumento más antiguo que se ha conservado en Tashkent.

Véase también: Hoteles de Tashkent

Otros artículos en esta categoría

El teatro Académico de Opera y ballet de Alisher Navoi no en vano se considera el patrimonio nacional de Uzbekistán, la sede de la cultura musical y teatral. Desde hace más de ochenta años el teatr...
Los cimientos de la mezquita se echaron en el siglo IX después de que los nómadas árabes conquistaron Tashkent, pero finalizaron la construcción de la mezquita sólo en 1451 a expensas de Ubaidulla Khodja Akhrar...
La plaza principal de Mustakillik (Independencia) es uno de los lugares de interés más importantes de Uzbekistán y uno de los más favoritos de la gente local y turistas. A la entrada a los visitantes les recibe una gran columnata “Ezgulik&rd...
El Mausoleo de Chapan Ota fue construido a los principios del siglo XV por orden del famoso científico y gobernador Mirzo Ulugbek. Según la leyenda Chapan Ota fue un maestro sufí y el patrón de los pastores, él salvó la ciudad de Tashkent de la in...